Ana Mantecón Psicóloga | Consigue tu objetivo en 5 pasos
Aquí tienes 5 pasos sencillos para que consigas tus objetivos. Tu momento es ahora, planifícate y celébralo.
motivación, planificación, objetivo, psicología, feliz, reto
137
post-template-default,single,single-post,postid-137,single-format-standard,qode-core-1.0.3,ajax_fade,page_not_loaded,,brick-ver-2.2, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Es hora de cumplir propósitos, ¡consigue tu objetivo en 5 pasos!

Qué difícil es empezar… Pero ¿te imaginas que lo consigues? Es hora de cumplir tus propósitos.

 

El inicio de curso y de año son dos meses en los que la mayoría nos planteamos «debería…», «cuando empiece el curso/año…». Sin embargo pocos son los que consiguen incluir un nuevo hábito en su vida o llevar a cabo su proyecto. Sigue leyendo y tú serás uno de ellos.

 

 

«Todo es difícil hasta que es fácil»

-Goethe-

 

Hay tantas cosas que me hacen ilusión que hasta me agobio de tener que elegir una. Sin embargo, de esta forma pasan las semanas y los meses sin llegar a ningún objetivo, por ejemplo empezar a escribir en el blog. Este claramente es mi objetivo, ¿y el tuyo?, ¿lo tienes? Entonces sin más dilación vamos a ver qué puedes hacer para empezar aquello que te hace tanta ilusión.

 

 

1. «Te imaginas que…»

 

Sin excepción, SIEMPRE que he conseguido un objetivo todo empezó con una frase como ésta. Imaginar tu objetivo es mágico y te sitúa en un lugar de poder en el que tienes mucho más cerca aquello que quieres conseguir. Te orienta hacia él y cuando uno tiene algo en mente hace lo posible por conseguirlo. Imaginarlo hace que sea más fácil que luches por él, te ayuda a encontrar esos pequeños pasos que debes dar para acercarte.

 

¡Haz la prueba! Cierra los ojos y piensa tu propio «te imaginas que…».

 

Tu objetivo tiene que ser claro y objetivable. Esto es, que si dentro de un mes te pregunto ¿lo conseguiste? claramente me puedas decir sí o no, sin matices. Por ejemplo, si tu objetivo es ser feliz es demasiado complejo y me podrás contestar «a ratos» o «sí pero…». Entonces tu objetivo es ser feliz primero deberás pensar algo que te ayuda a conseguirlo, por ejemplo hacer algo de ejercicio cada día. Si no tienes un objetivo claro, empieza por probar uno. Si hace tu vida mejor ¡es tu objetivo!

 

Este chico consigue un reto ¡cada 30 días! Su filosofía es que seguro que hay algo que te gustaría hacer en tu vida, pero es demasiado costoso hacerlo para siempre o simplemente no quieres, pero quieres vivir la experiencia durante 30 días.

Lo cierto es que ya he hecho varias pruebas con este formato: ser vegetariana, no tomar azúcar o agradecer algo todos los días son algunos ejemplos. La experiencia ha sido más que gratificante, además de aprender o experimentar cosas que me parecen interesantes, he incorporado algunos de ellos a mi vida. Así que mi consejo es:

Prueba, ¡sin miedo!

 

 

2. El momento de empezar es AHORA.

 

 

No busques excusas ni condicionantes. «Cuando tenga todo el material…», «Cuando empiece el mes…», «El lunes…».

 

No te líes ni te engañes, ahora puedes acercarte a tu objetivo, empieza por donde tengas que empezar.

 

 

leonahora

 

3. Planifica tus pasos.

 

 

Ten muy claro cuales son todos esos pequeños pasos que tienes que dar. De esta forma no sólo será más fácil que vayas avanzando, sino que además sabrás cuándo los estás consiguiendo. Es un error pensar en el objetivo final sin pararte a dejar claros los pasos que debes dar y que te darán el éxito.

 

Otro de los errores comunes es pensar que sólo los grandes objetivos valen. Esto no funciona así. Te hará mucho más feliz sonreír y buscar las pequeñas cosas que te hacen feliz cada día, que tener un día al año de máxima felicidad y que tu día a día sea mediocre.

 

«Somos lo que hacemos de forma repetida. La excelencia es pues un hábito, no un hecho aislado»

-Aristóteles-

 

Divide las tareas en pequeños pasos, tan pequeños como puedas. Y ve acercándote despacito a tu meta. Repite y repite todas las veces que haga falta. Equivócate, vuelve a empezar o readapta los pasos pero lucha por tu objetivo.

 

A pesar de que existen programas con mucho marketing que te venden que veinte días son suficientes para crear un hábito, no creas todo lo que te venden.

Son 66 días los necesarios para conseguir crear un hábito.

Tiempo suficiente para darte cuenta de cosas, aprender, tener crisis,… y mantenerte firme.

 

 

4. Observa, comprueba y celebra de forma casi compulsiva tus logros.

 

Tenlos a la vista y celébralos. A todos nos gusta ir poniendo marcas de «¡conseguido!». De hecho, me declaro fan de los niños y una de tantas cosas que deberíamos aprender de ellos es cómo celebran cada cosa que consiguen.

 

No haces nada malo. Celébralo, felicítate, date tu recompensa, haz tu baile de «lo conseguí», cierra el puño,…

 

¡Lo conseguiste!

 

 

 

5. Comparte, comparte y comparte.

 

Compartir tu objetivo te compromete y te proporciona apoyo.

 

Así que te propongo que empieces compartiéndolo en este blog, conmigo. Yo aportaré lo que pueda para que lo consigas.

 

compartir

 

 

¿Cuál es tu objetivo? ¿Cómo piensas conseguirlo?

 

 

2 Comments
  • Durante nuestra vida se nos van presentando distintos retos, fijar nuestros objetivos y lograr visualizarnos ayudan bastante en su cumplimiento

    Todos podemos ser capaces de imaginar y visualizar, es solo cosa de creer en uno mismo

    Muchas gracias por tu articulo saludos

    12 enero, 2017 at 3:01 am

Post a Comment